Sueño hecho realidad

Sueño hecho realidad
Leonid Afremov

miércoles, 31 de octubre de 2007

LAS TÁCTICAS DE PODER DE JESUCRISTO (Parte I)

Aquí les comparto uno de mis ensayos sobre un libro que me encantó que se llama Las Tácticas de Poder de Jesucristo, bastante interesante... creo que sigo en la nube todavía analizando muchas cosas, seguiré opinando en cuanto tenga tiempo, así que lo bautizare como "Parte I".
LAS TÁCTICAS DE PODER DE JESUCRISTO
Jay Haley

Al leer este libro me puse a cuestionar y analizar cosas “simples” que hacemos las personas pero que tienen gran influencia sobre los demás y que repetimos constantemente. Este libro nos muestra las “tácticas de poder” y como se dan. Son estrategias que pueden poner, al más débil, por encima del más fuerte, y que se aplican en distintas situaciones; estas son mostradas primeramente en el reino animal.

Jay Haley cree que, si el psicoanalista no domina, no cura.
Dominar es, más que una ciencia, un arte. Exige “sutiles maniobras”, las mismas que ejerce un líder, político o religioso, para situarse un poco “por encima” de los otros.
“Un individuo consigue poder cuando logra ser aceptado como aquél que determina lo que va a suceder”, dice al autor.

Las “tácticas de poder” pueden ser usadas por el más débil para contrarrestar al más fuerte. La elección de Jesús que desató predecibles polémicas en su momento, no fue arbitraria: un modesto habitante de Judea, que en su tiempo desafió a los ricos y a los hombres del César, se convirtió en líder mundial y su influencia no ha cesa después de dos milenios. El autor interpreta esta trascendencia en base a la capacidad dominante de Jesús.

Haley, habla de Jesús como organizador y estratega y lo vincula a ciertos aspectos de la psicología. No es que coincida en todo con él, pero descubre algunas cosas que me parecen ciertas.
Plantea astutamente que Jesús fue el primero en ver a los pobres como una fuerza política en un tiempo en el que los pobres y el pueblo llano eran vistos como algo totalmente ajeno al poder. La política en esa época era cosa de combinaciones entre poderosos del establishment. Jesús vio a los pobres como una fuerza capaz de influir en la política de la época.
Si algo me extraña es que tantos cristianos se nieguen a ver lo que Jesús parece muy evidentemente haber sido: un revolucionario que se acomodaría muy mal a una sociedad "cristiana" como la nuestra.

Las “tácticas de poder” sirven para todo: para lo trascendente y para lo fortuito. Permiten que el débil se coloque por “encima” y conceden el “control”, aun en las situaciones menos favorables. Son útiles en cualquier actividad.
Se menciona que Lorenz, descubrió las inhibiciones de ciertos animales, que no pueden rematar a su víctima, como ejemplo, los lobos. Cuando un congénere está por derrotarlo en pelea, el lobo mal herido se abandona y ofrece la yugular. Este acto, de aparente entrega, lo pone “en control”; es él (no el agresor) quien determina “lo que va a suceder”. Esto lo ubica “por encima”, y el otro animal, que estaba por matarlo, desiste.

Para definir las “tácticas de poder", Haley se inspiró, entre otros, en los políticos. Sin embargo, esas tácticas son olvidadas por los propios políticos.
Un país puede ser más débil que otro. O puede estar subordinado, por fragilidad económica, a un organismo internacional. Eso no lo sentencia. Todo depende de la capacidad de sus líderes para ese ejercicio táctico que permite convertir la debilidad en fortaleza, y controlar la situación, aun en las circunstancias menos favorables.
Sea verdad o no, lo que se menciona en este libro, tiene bastante lógica, pero incluso me hace pensar que al cuestionar y revelar estas formas de “control” de los grandes líderes, el mismo autor parece colocarse en un nivel “mas arriba”, ya que pone al descubierto sus tácticas y en lo personal, me produjo cierto desconcierto al pensar que somos manejados por discursos que nos enredan, hasta el grado de hacernos creer en lo que se nos dice.

Es admirable, lo que con cierta habilidad de razonamiento y dominio, se puede lograr, y en que magnitudes. Pero también me resulta un tanto decepcionante que todo esto se trate de una “lucha de poderes”, me parece en parte egoísta, ya que me da la impresión de que las personas solo buscan el beneficio propio o se mueven según sus intereses, sin pensar en el otro.

Actuar así, de una manera tan constante, me suena a algo enfermizo. Ya que como se menciona en el apartado de “El Arte de Ser Esquizofrénico”, las personas con esquizofrenia tienen una habilidad grandiosa para manejar situaciones y obtener el control que esperan para mantener la atención de quienes los rodean, incluso aunque eso incluya lastimarse o ser lastimados.
Aunque si bien es cierto, la familia es un factor muy importante para determinar la personalidad de cada individuo, y es en esta, en la cual se centra la raíz de todo conflicto.
Estoy de acuerdo con el autor, cuando menciona que en estos tiempos a “cualquiera” se le etiqueta como “esquizofrénico”, ya ni siquiera eso depende de la persona o de su actitud en si, para que se le determine como tal, y creo que esta situación no se limita a este caso solamente, sino a muchos otros.

Realmente todo esto me deja pensando…
¿Qué tanto depende de nosotros actuar y manejar nuestras vidas?
cαяºł!иα £ç..★

4 comentarios:

Tejo milenario dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tejo milenario dijo...

Me parece muy interesante el resumen que has hecho. He empezado a leer el libro y me ha llamado mucho la atención el estilo de lo que dice.
En cuanto a los políticos no entiendo mucho pero cómo presenta a Jesucristo, eso me chirría sobremanera pues deja traslucir un enorme desconocimiento del personaje.

Al hacer una lectura psicologizante del personaje todo se ve del color de ese cristal, pero no se puede evitar sacar del contexto la realidad.

Voy a seguir leyendo el libro, ahora con la luz que me arroja tu valiosa aportación y más adelante escribiré mis concluisones en el foro.

Saludos.

Carmenchu dijo...

Hola:

En mi opinión tu construyes tu realidad, y depende mucho del tanto por ciento de Jesucristo que lleves dentro ( el revulucionario, el que es revelde porque tiene un alto grado del sentido de la justicia)

Carmenchu dijo...

Hola:

Opino que depende del Jesucristo que lleves dentro, me refiero a tu tanto por ciento de rebelde..ENTENDIENDO POR ESTE CONCEPTO AL QUE TIENE UN ALTO SENTIDO DE LA JUSTICIA

1 BESO